Crónicas de una semana sin iPhone

La historia comienza como todas las buenas historias… un bonito y soleado día de Noviembre. Un día como otro cualquiera, con miles de posibilidades y aventuras por vivir. Y quizá una, que si no la peor, si que fue un fastidio ocurrió. Mi iphone acabó con la vida de su segunda tarjeta SIM, me vais a permitir que avance más rápido por esta parte resumiendo en que llamé a Apple y me aceptaron un cambio de terminal.

Cuando te aceptan cambiarte el terminal, el proceso a seguir es el siguiente: te llega un sobre de “MailBoxes, etc…” la antigua UPS, donde metes tu iPhone en una cajita y dentro de un nuevo sobre que le vuelves a dar a tu repartidor.

El sobre llega a Holanda, donde comprueban que lo que les dijiste era cierto y te aprueban el cambio por uno nuevo o reparado.

Luego te lo vuelven a enviar en una cajita negra sobria pero muy elegante, aproximadamente unos 5 días o 6 después de tu enviarlo.

Pues bien, con un poco de exageración y con intención de entreteneros en lo posible, os voy a relatar a lo largo de los próximos 6 días las peripecias de un iPhonero sin iPhone, o lo que es lo mismo “Como se vivía el siglo pasado, cuando no había iPhones”.

Manual para saber de todo sobre tecnología
Recuerda que puedes comprar mi libro para iniciarte en tecnología en
Apple Amazon Google
Apple Books Amazon Kindle Play Books
Más información aquí.
A %d blogueros les gusta esto: